Violencia entre iguales: Acoso escolar

 cobardesportadaEl acoso escolar o Bullying” es una forma de violencia que se produce entre los compañeros y compañeras del instituto. Es un comportamiento agresivo y premeditado, de un compañero o compañera o un grupo, que implica un desequilibrio de fuerza o de poder y que además se repite en el tiempo.

Maltrato es golpear o empujar, las amenazas, los insultos o las burlas, los gestos de exclusión de un grupo o más clarito: hacerle el vacío a alguien, comportándose como si no existiese, también es maltrato; y ojo al dato, enviar notas, correos electrónicos o SMS insultantes, también lo es.

El maltrato se alimenta con el silencio. El silencio de quienes lo producen. El silencio de quienes lo padecen. Y el silencio de quienes lo ven y no hacen nada.

Consecuencias para la víctima:

Fracaso y dificultades escolares.
Alto nivel de ansiedad.
Fobia escolar.
Baja autoestima.
Cuadros depresivos.
Intentos de suicidio.
Autoimagen negativa.
Baja expectativa de éxito.
Pesimismo.

Consecuencias para el agresor:

Aprendizaje de la violencia como forma de obtener sus objetivos.
Antesala de la conducta delictiva.
Reconocimiento social y estatus dentro del grupo logrado a través del miedo.
Generalización de conductas violentas a otros ámbitos.

Consecuencias para los espectadores:

Aprendizaje negativo sobre cómo comportarse ante situaciones injustas.
Observación y refuerzo de modelos inadecuados de actuación.
Falta de sensibilidad ante el sufrimiento de los otros.

¿Qué puedo hacer para ayudar a los demás?

La empatía es la clave. La empatía es la habilidad de ‘sentir con los demás’, de experimentar las emociones de los otros como si fuesen propias. Así, piensa cómo te sentirías tú si te pasara a ti.

¿Cómo contarselo a mi familia?

El maltrato ha de salir a la luz para que se puedan tomar las medidas necesarias para acabar con él. Hablar te hace bien. Tienes que dejar que todas tus emociones y todos tus sentimientos salgan de ti, para que puedas empezar
a sentirte mejor. No esperes hasta no poder más. Cuéntalo cuanto antes. Habla con tu padre y tu madre. Cuéntales lo que ha sucedido, cómo te has sentido y pídeles que te ayuden a trazar un plan para detener el maltrato. Pide al profesor/a o tutor/a que se investigue lo que está sucediendo. El centro ha de garantizar tu seguridad y para ello debe adoptar un programa contra el acoso porque lo más probable es que en el centro haya más chicos o chicas acosados. La violencia se puede reducir si el centro adopta un programa.

Extraído de la “Guía para las chicas y chicos sobre el acoso escolar”. Fundación Telefónica