Mitos y realidades sobre el alcohol

1995-diario-de-un-rebelde_referenceLos seres humanos beben alcohol desde hace más de 5.000 años. En la cultura mediterránea, el consumo de vino y otras bebidas alcohólicas ha estado vinculado a lo divino, muy relacionado con dioses y con rituales religiosos y han sido muy ensalzados sus efectos beneficiosos y festivos. Y siempre muy relacionado con el estilo de vida masculino. Hasta finales del siglo XX y principios del XX no comienza a considerarse la adicción al alcohol como una patología y empieza a estudiarse desde la medicina y la sociología.

Mitos:

Tiene importantes beneficios para la salud (ayuda a la digestión, combate el frío, activa la circulación, cura catarros, etc.).

Favorece las relaciones de amistad y la integración en los grupos.

Facilita las relaciones sexuales.

Ayuda a superar dificultades socialesy laborales.

Estimula la creatividad intelectual.

Da alegría.

Infunde valor.

Ayuda a tomar decisiones.

Realidades:

Provoca importantes problemas de salud (afecciones digestivas como gastritis y úlcera gastroduodenal, trastornos renales, cardiacos y sobre todo hepáticos).
El consumo continuado conduce a un deterioro en la calidad de las relaciones afectivas. Contribuye a la desestructuración y a los conflictos familiares.

A largo plazo se produce una disminución del deseo sexual y ocasiona impotencia en el hombre.
Es una de las causas más frecuentes del absentismo laboral y también del escolar.
Ocasiona deterioro intelectual y graves trastornos de memoria.
Es un depresor del Sistema Nervioso Central; con frecuencia aparece asociado a estados depresivos.
Desinhibe el comportamiento, aumentando el riesgo de accidentes y de conductas violentas.
Produce un importante deterioro a nivel psicológico, que provoca astenia y una conducta evitativa en la toma de decisiones.

Extraído de “Alcohol y tabaco. Infórmate!”Junta de Andalucía.