El amor romántico el colaborador silencioso de la violencia en las parejas

96977

El amor romántico no es el amor que nos hace crecer como personas y que crea una pareja respetuosa. Es aquella manera de entender las relaciones desde la fusión y desde dejar de ser una misma para convertirse en la mitad de otro.

Un “Otro”, como veremos, “irreal”, sometido a los mandatos más tradicionalmente patriarcales de sumisión y de identidades ficticias.

El amor romántico, se traduce en aquel príncipe azul que se nos prometía en los cuentos de hadas que nos explicaban de pequeñas y que hoy es un galán o un vampiro de tres cuartos. Los celos, los sentimientos de posesión, ansias de control y paternalismo se nos transmiten como el “reflejo del amor”. Nada más lejos de la realidad.

El amor romántico, aquél por lo que la enamorada haría (y tiene que hacer) cualquier cosa para que su enamorado, que no conoce límites (tiene que tener), que no entiende de espacios propios (todo se tiene que hacer con él y pensando en él), que no contempla las necesidades que podrían hacer decir “no” en el otro (si amas, lo importante es, siempre, éste otro), que supone amarlo a él más que a una misma (eso sería muy egoísta), y que no entiende la propia satisfacción y felicidad si no es mediante la del otro (de nuevo el egoísmo y el no entregarse ni amar del todo).

Si se actúa según estos postulados de este amor romántico, pasional e intenso, se fácil perderse de una misma, pues estamos esperando sólo la aprobación del otro, su felicidad, el ser merecedora de su amor (y constantemente deseada). Así el amor romántico, el amor Ciego, nos ciega y es el terreno propicio para que las relaciones desiguales aparezcan y se consoliden como relaciones abusivas.

Extraído del material ha sido elaborado por el equipo de Creación Positiva: Mª Luisa García Berrocal y Montserrat Pineda Lorenzo. Rosa Povedano Pérez y Mª del Mar Velasco Salles.

 

Teléfono nacional de atención a la violencia de género: 016.

Teléfono para personas con discapacidad auditiva y/o del habla: 900 116 016.