¿Vale todo en el AMOR?

¡El día de los enamorados ya está aquí! día del AMOR por excelencia. Las calles se llenan de corazones, bombones y rosas rojas para demostrar a nuestro amado o amada cuánto lo queremos. Sin embargo, para que una pareja funcione es importante poner nuestro granito de arena día a día y no sólo en San Valentín.

El mejor regalo que podemos hacerle a nuestra pareja es reconocer sus virtudes y celebrarlas todos los días. Cuestión complicada pero no imposible, por eso es fundamental que la pareja edifique una serie de pilares sólidos y robustos sobre los que construir todos sus proyectos comunes día a día. El cemento para que una relación funcione es la negociación y el acuerdo y los ladrillos son el amor, el respeto y la comprensión.

Porque no todo vale en el amor, ¿quieres saber cuáles son los pilares más importantes y que no pueden faltar en una pareja? Te lo contamos.corazon

AMOR

El amor es un pilar fundamental, tanto como cualquiera de los restantes. Para establecer éste pilar es imprescindible que exista el sentimiento hacia la otra persona, en la misma medida que la otra persona también lo siente.

COMUNICACIÓN

La comunicación es el canal mediante el cual la pareja resolverá sus diferencias y crecerá tomando decisiones y llegando a acuerdos satisfactorios para ambos. Comunicarnos supone escuchar y expresar sentimientos, pilar básico para conocernos realmente y potenciar la confianza entre los miembros de la pareja.

RESPETO

Respetar al otro es crecer juntos, al compás, sin imposiciones, sin expectativas sobre el otro, sin dependencia emocional, y sin agresiones. Cuando hay respeto, puede existir el Amor y la Comunicación adecuada.

CONVIVENCIA-COMPARTIR

A toda pareja, le llega la etapa de plantearse una vida compartida. Si la pareja decidiese que no es así como lo desea, es conveniente que esté previamente acordado y compartido por ambos, para que llegado el momento, ambos se sientan seguros ante su propia trayectoria.

SER UNO MISMO

Ser miembro de una relación de pareja, en ningún caso supone dejar de ser uno mismo. Para ello, es conveniente expresar claramente quien soy, en cuanto a gustos, opiniones, ideología, valores individuales, relaciones sociales, etc.

LIBERTAD

En cualquier relación de pareja sana, la libertad personal sigue existiendo. Cada miembro de la pareja es quien decide permanecer en la pareja, por voluntad propiaLa persona no pierde libertad, gana una persona con quien compartirla.

ILUSIONES Y PROYECTOS COMPARTIDOS

Cuando la pareja decide compartir proyectos y luchar por ellos, aún existe más, si cabe, el sentimiento de unión entre ambos, ya que descubren que la unión hace la fuerza y que llegan más lejos juntos que por separado.

Esperamos que disfrutéis del amor, ¡pero siempre partiendo del amor a vosotr@s mism@s!