¿QUÉ SON LOS MICROMACHISMOS?

Los micromachismos son manifestaciones sutiles de machismo, que a menudo nos pasan totalmente inadvertidas. Te ayudamos a identificarlos.

 Los micromachismos comprenden un amplio abanico de actitudes y comportamientos que son la base y caldo de cultivo de las demás formas de la violencia de género o violencia machista: maltrato psicológico, emocional, físico, sexual y económico. Lo más peligroso de ellas es que son prácticas aceptadas por el entorno social y además son vistas como normales, en contraste con otras formas de violencia machista denunciadas y condenadas habitualmente.

Es un machismo que no parece tan obvio, que no hace saltar nuestras alarmas la mayor parte de las veces. Es un machismo que no asesina, que cuesta detectar, y que por tanto es comúnmente aceptado culturalmente.

A continuación te mostramos algunos ejemplos para que veas que es algo más común de lo que parece. La mayoría de las veces no somos conscientes del mensaje que transmite en nuestra percepción sobre cómo debe ser y actuar un hombre y una mujer.

Ejemplos de micromachismos

Sexismo en el lenguaje: 

  • Distinguir entre señorita y señora
  • Llamar por el nombre y no por el apellido a una mujer, cuando a los hombres se les nombra por su apellido.  Rajoy, Sánchez, Iglesias, Rivera frente a Susana y Soraya. Pocos titulares veréis con un “Mariano” a secas.

Roles de género:

  • El camarero le lleva la cuenta él o le da la bebida con alcohol aunque sea para ella. Presupone que es así.
  • Comentar la forma de vestir de las mujeres en cualquier situación y criticarla si se sale de la norma.
  • Regalar cosas diferentes a niños y niñas.
  • lavabos públicos, el lugar destinado a cambiar a los bebés está situado en el baño de mujeres.
  •  “Nenaza”, hacer algo como una mujer es un insulto.
  • Frases como: así no se comporta una señorita, ¿cuándo te vas a echar novio? Se te pasa el arroz….

micromachismo foto

Publicidad:

La cadena de hipermercados Hipercor puso a la venta dos camisetas para bebés, una en color azul y otra en rosa. En la azul, se podía leer: “Inteligente como papá”, y en las rosas, “Bonita como mamá”. La misma cadena vendía aspiradores bajo el lema: “Mamá, tú eres la mejor”.

Hipersexualización de la mujer:

  • El cuerpo femenino es más frecuentemente hipersexualizado y usado como reclamo para las grandes marcas en relación al cuerpo masculino.
  • Las mujeres pagan menos en las discotecas o entran gratis porque son un reclamo sexual.
  • Uniformes con faldas y tacones para ellas y pantalones para ellos.

Los mensajes que dan los micromachismos no hacen más que seguir manteniendo la violencia hacia la mujer y mostrar estereotipos que impiden la lucha por la igualdad real entre hombres y mujeres.

Esperamos que estos ejemplos sean útiles para ti y te ayuden a estar alerta y saber identificar esta forma de violencia.

¡Stop violencia machista!

Si quieres conocer un poco más sobre este tema puedes consultar con nuestra Asesoría de Salud.