LA FALTA DE INFORMACIÓN, PRINCIPAL PROBLEMA EN LAS RELACIONES SEXUALES EN LA JUVENTUD

Los jóvenes cada vez se inician antes en las relaciones sexuales. La edad en la que comienzan a tenerlas se sitúa entre los 14 los 15 años pero no se han sentido satisfechos.

Según una investigación publicada en Journal of Adolescent Health, un 33% de jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 21 años que ya han tenido relaciones sexuales han experimentado problemas preocupantes en el último año. Algunos de esos problemas están relacionados con la disfunción eréctil o con el alcance del clímax.

Muchas jóvenes que han comenzado temprano afirman que no pudieron alcanzar el orgasmo durante los 2 o 3 primero años de actividad sexual o que incluso tienen problemas relacionados con la excitación o el dolor durante el coito. Sin embargo, en el caso de los chicos sucede todo lo contrario y es común encontrar problemas relacionados con la eyaculación precoz.

No abordar estos problemas sexuales adolescentes desde edades tempranas puede suponer la aparición de trastornos graves relacionados con la ansiedad de no poder disfrutar de relaciones sexuales placenteras en un futuro.

sexualidad_jovenes

Ante la falta de información sexual para los adolescentes en colegios e institutos e incluso dentro de la propia familia, los jóvenes lo tienen claro y ellos mismos se encargan de formarse en el terreno sexual a través de internet. El problema es que no todas las páginas web incluyen una información 100% veraz y eso puede inducir a errores a los adolescentes.

La causa de estos problemas, según afirman los expertos, es la falta de información y educación sexual. No se trata solo de problemas de adolescentes relacionados con embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual. Hay mucho más detrás de eso y hay que aprender a prestar toda información a los jóvenes que la requieren, ya sea por medio de dinámicas sexuales o de otro tipo de metodologías educativas. Es necesario que el adolescente aprenda a satisfacer su sexualidad sin sentirse culpable, pero debe aprender a hacerlo de forma segura, controlada y con toda la información previa posible.

Y no lo olvides… ¡La información sexual es poder! Asegúrate de que sea correcta y disfruta de tu sexualidad.

Si quieres mayor información sobre este tema puedes ponerte en contacto con nosotros en nuestra Asesoría de Salud de la Casa de la Juventud de Córdoba.