REDES SOCIALES Y TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Córdoba ha demostrado cómo afecta el uso de redes sociales a la autopercepción de la imagen corporal entre las personas jóvenes y su relación con los trastornos alimentarios. La universidad explica en un comunicado que la presencia de las redes sociales en la cotidianeidad ha puesto sobre la mesa nuevas formas de comunicación, acceso a la información e incluso ha sido la base del desarrollo de estrategias de trabajo en muchos campos como el de la educación.

Sin embargo, también se han derivado una serie de problemas de su uso, o bien abuso, sobre todo en aquellos segmentos de la población que están más expuestos. Para la población joven, la incidencia de la publicidad en redes sociales sobre la concepción de la imagen propia y el aumento de la baja autoestima es mayor a medida que aumenta la frecuencia de conexión y el tiempo de exposición a redes sociales. En el estudio, el equipo de investigación de la Universidad de Córdoba ha comprobado además cómo estos efectos son más acusados entre las mujeres.

redes sociales y trastornos de alimentación

A pesar de que las mujeres encuestadas consideraban que la imagen femenina de los vídeos e imágenes publicitarias es extremadamente estereotipada e inclinada hacia una delgadez extrema, a la hora de señalar cuál era su imagen deseada su respuesta se acercaba bastante a esa imagen prototípica. Aunque se observó que los hombres también buscaban asemejarse más al cuerpo musculoso que se visualiza en la publicidad, su preocupación por llegar a ese ideal no era tan significativa. La diferencia parece residir en que, en las mujeres, se partía con una menor autoestima y la constante exposición a esas imágenes. Por último, se consultó a un grupo de profesionales de la salud y de la enfermería sobre la actualidad de esos desórdenes. Este grupo advirtió sobre el aumento de estos trastornos de la alimentación y evaluaron la publicidad como un factor de riesgo con un valor de 4.60 puntos sobre una escala de 5.

Por desgracia también con la llegada del verano se produce un aumento de los casos de anorexia y bulimia sobre todo en chicas, por eso queremos recordarte que puedes recurrir a nuestra Asesoría de Salud si piensas que puedes tener problemas de este tipo. No lo dudes, pide ayuda, la prevención es la mejor arma.