RESPUESTA SEXUAL Y DISFUNCIONES SEXUALES

La respuesta sexual humana es un proceso físico, emocional y mental mediante el cual las personas responden ante la estimulación sexual. Son los cambios que se producen tanto a nivel psicológico como biológico, cuando nos sentimos motivados sexualmente.

Es un proceso idéntico en todos los seres humanos, que está mediado por la educación, la cultura, la sociedad y las propias vivencias sexuales. El propio modo de vivir la respuesta sexual será diferente de unas personas a otras, y cada persona tendrá su propio sentir. Te explicamos las diferentes fases de la respuesta sexual:

  • Deseo sexual: es una fase mental relacionada con la fantasía e imaginación, aunque no ocurre ningún cambio físico concreto es fundamental para la respuesta sexual.
  • Excitación sexual: se desencadena por una gran variedad de estímulos y nuestro cuerpo empieza a sufrir una serie de cambios como la erección en el hombre o la lubricación de la vagina en la mujer.
  • Meseta: aumento del nivel de excitación sexual a un nivel previo al orgasmo, se intensifican los cambios en nuestro cuerpo.
  • Orgasmo: punto más alto del placer sexual. Respuesta emocional positiva y de bienestar.
  • Resolución: todos los órganos y tejidos vuelven a la normalidad poco a poco. El hombre necesita un tiempo para volver a mantener una nueva relación sexual (periodo refractario).

Los problemas en alguna de las fases de la respuesta sexual se conocen como disfunciones sexuales e impiden disfrutar plenamente y de la sexualidad. Algunos de estos problemas son: disfunción eréctil  o eyaculación precoz en el hombre, anorgasmia femenina, deseo sexual hipoactivo, vaginismo, etc. Todos estos problemas pueden solucionarse satisfactoriamente con un adecuado tratamiento médico y psicológico.