SEXUALIDAD RESPONSABLE: EMBARAZOS NO DESEADOS Y ETS

Disfrutar de nuestra sexualidad pasa por mantener relaciones sexuales seguras que no pongan en peligro nuestra salud. Algo fundamental es conocer los diferentes métodos anticonceptivos y cuáles de ellos nos protegen de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

En la actualidad existen multitud de métodos anticonceptivos que pueden usarse en función de las características de la persona y el objetivo que pretenda conseguir con estos métodos. Algunos de ellos son: preservativo masculino o femenino, pastillas anticonceptivas, parches, DIU, inyección hormonal, diafragma y espermicida, ligadura de trompas o vasectomía, etc. En cualquier caso el preservativo es el único método de protege de las ETS al actuar como barrera de estas infecciones. Es importante aclarar también que la “pastilla del día después” no es un método anticonceptivo, sino un método de urgencia o emergencia.

Las Enfermedades de Transmisión Sexual son infecciones que se transmiten de una persona a otra a través del contacto sexual (oral, vaginal o anal) causado bacterias, parásitos, hongos y virus. Algunas de estas infecciones son: VIH/SIDA, gonorrea, sífilis, virus del papiloma humano, clamidia, herpes genital…Los antibióticos pueden tratar las ETS causadas por bacterias, hongos o parásitos. No hay cura para ETS causada por un virus, pero los medicamentos pueden ayudar con los síntomas y mantener la enfermedad bajo control.

La sexualidad, pues, es todo un mundo de posibilidades, conocerla y vivirla libre y responsablemente es saludable y necesario para nuestro equilibrio como personas.